Tratamientos de rejuvenecimiento facial

El daño actínico (producido por el sol) y el paso del tiempo provocan deshidratación, disminución de colágeno y  elastina con la consiguiente aparición de manchas en cara, cuello, escote y manos, pérdida de luminosidad y la aparición de  múltiples arrugas. La caída de la musculatura y piel de la cara, la transformación de los huesos faciales, la pérdida de volumen de  grasa hacen que el rostro juvenil en forma triangular se transforme en cuadrangular. Cuando buscamos un tratamiento de rejuvenecimiento facial sin cirugía es porque nos planteamos las siguientes situaciones:

  • Mejorar la hidratación de la piel.
  • Estimular la formación de nuevo colágeno para luchar contra la flacidez.
  • Eliminar las manchas.
  • Disminuir las arrugas.
  • Reposicionar volúmenes aumentando el aspecto de los pómulos, labios, etcétera.

Diversas soluciones

Se puede realizar diversos tratamientos de rejuvenecimiento facial dependiendo del estado de envejecimiento de  la piel de cada paciente. Los primeros tratamientos que se realizaron (a parte de los tratamientos cosméticos) fueron los siguientes:

  • Peelings. También conocidos como pelados, los hay de diferentes profundidades y se utilizan distintos productos para conseguir el efecto deseado.
  • Mesoterapia. Técnica muy popular durante la década de los 70 que ha llegado hasta nuestros días. Gracias a la aplicación de nuevos productos como el ácido hiaulurónico, las vitaminas o los aminoácidos pueden conseguirse resultados espectaculares. Mención aparte merece el plasma rico en factor de crecimiento epidérmico que mejora visiblemente el estado de la piel.
  • Implantes de colágeno. Debido a su éxito, han aparecido nuevos productos de relleno facial que no producen reacciones alérgicas y que estimulan al mismo tiempo la formación de colágeno como el ácido hialurónico, Atlean, Sculptra, Radiesse, etc.
  • IPL. Con la llegada de los IPL comenzó a hacerse un rejuvenecimiento facial usando aparatos específicos. Es un tratamiento indoloro y poco agresivo conllevando una incorporación directa a la vida cotidiana.
  • Radiofrecuencia. Hay diferentes aparatos de radiofrecuencia que consiguen buenísimos aparatos, además de conseguir una repercusión inmediata.
  • Láseres abrasivos. Fueron muy importantes por sus resultados pero tienen el principal inconveniente de las posibles complicaciones y el largo tiempo de recuperación. Para paliar esta situación han aparecido los láseres fraccionados que emiten radiación láser de forma fraccionada. Este tipo de láser ayuda a conseguir una recuperación inmediata y unos resultados importantes.
  • Botox. Es uno de los grandes tratamientos para la disminución de arrugas inmediatas pero sobre todo es un tratamiento de carácter preventivo.

Además de los citados existen múltiples tratamientos, todos ellos a disposición de nuestros clientes realizados por la doctora Carmen Traseira Pellón. Ofrecemos a cada persona el mejor tratamiento adaptado a las necesidades de su piel y a su presupuesto.

Nuestros tratamientos de rejuvenecimiento facial