Estrés y obesidad


Aparentemente, parece raro que asociamos una persona estresada con una persona obesa, pero me gustaría aclarar el porqué de esta  relación.

Lo primero que tenemos que hacer es definir

¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

Es un sentimiento de tensión física o emocional frente a una situación de cambio real o imaginario que produce reacciones fisiológicas.

SITUACIONES QUE GENERALMENTE  PRODUCEN  ESTRÉS:

Paro.

Exámenes.

Divorcio.

Muerte de familiares.

Encarcelamientos.

Cuidado de familiares con discapacidad física y psíquica.

Dificultades económicas.

Exposición prolongada al ruido.

Exceso de trabajo etc.

La respuesta al estrés es individual, porque hay que tener en cuenta factores ambientales, culturales, estrato social, personalidad, sexo…

La respuesta fisiológica cumple una misión protectora, y es activada de forma instantánea.

El estrés puede ser agudo o crónico.

ESTRÉS AGUDO 

Generalmente el estrés agudo suele ser transitorio.

Se produce una situación peligrosa puntual, ejemplo: un robo

En situaciones de alarma y estrés,  nuestro cerebro (el hipotálamo) envía un mensaje a las glándulas suprarrenales para que liberen adrenalina y cortisol.

El cortisol estimula la gluconeogénesis, liberándose exceso  de glucosa en la sangre para enviar cantidades masivas de energía a los músculos. Es decir, el estrés produce glucosa.

La adrenalina  incrementa la frecuencia cardiaca, contrae los vasos sanguíneos y dilata los conductos de aire.

También se liberan hormonas reguladoras del sistema inmune.

Las  hormonas generadas durante la situación de estrés cumplen una función eminentemente protectora. Se produce un aumento del estado de alerta, de  oxigeno, de poder muscular, y  una  mayor resistencia al dolor. Esto facilita que el individuo se adapte a la situación.

ESTRÉS CRÓNICO

 El estrés crónico es  aquel que se mantiene durante largo tiempo y que no ha podido ser controlado. PRODUCE OBESIDAD.

En el proceso de desarrollo del estrés crónico están involucrados: el cerebro, el sistema endocrino, el sistema inmune, factores ambientales, y estilo de vida.

Cuando el estrés se hace crónico se produce  un exceso de adrenalina y cortisol que liberados en sangre, día tras día, produce efectos perjudiciales como pueden ser:

Obesidad

Diabetes Mellitus tipo II

Hipotiroidismo subclínico

Enfermedades cardio- vasculares

OBESIDAD

El exceso de glucosa producida por el cortisol produce obesidad.

Pacientes que tienen  mucho estrés, que comen poco y engordan tienen un tratamiento excelente con metformina porque evita la neoglucogénesis .

Pacientes con alto nivel de ansiedad, deseos compulsivos de comer carbohidratos después de las cuatro de la tarde porque es cuando  disminuye el cortisol, son tratados con topiramato.

El estrés que origina aumento de peso es el crónico, es decir aquel que se mantiene durante largo tiempo.

DIABETES MELLITUS TIPO II

El exceso de glucosa estimula la producción de insulina por el páncreas pero a veces se produce” resistencia a la insulina “(el cuerpo no es capaz de utilizar apropiadamente la insulina producida) con lo que se produce un exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia) y un exceso de insulina (hiperinsulinemia). Esto produce diabetes mellitus tipo II.

La resistencia a la insulina se diagnostica mediante la determinación de la glucemia e insulinémia en ayunas, aplicando el  índice HOMA.

HIPOTIROIDISMO SUBCLÍNICO

Para producir cortisol se necesita Zn. Para que la hormona tiroidea T4 se convierta en T3 necesita Zn. La falta de Zn puede producir hipotiroidismo subclínico.

 ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

El estrés  es el inductor de distintas  enfermedades cardiovasculares en individuos susceptibles: angina de pecho, infarto de miocardio. También se asocia a hipertensión arterial y a arritmias malignas. A su vez, potencia el resto de los factores de riesgo cardiovascular.

SÍNTOMAS QUE NOS HACEN SOSPECHAR QUE PADECEMOS ESTRÉS CRÓNICO

Cansancio
Dolor físico.
Falta de concentración.
Orina frecuente, diarrea o estreñimiento.
Ganas de llorar
Infertilidad e interrupción de la menstruación

¿CÓMO COMBATIMOS EL ESTRÉS?    

Para combatir el estrés debemos adoptar  varias medidas:

 

  A ) Medidas nutricionales 

·        Tenemos que  alimentarnos con proteínas de alta calidad, ácidos grasos esenciales, vitaminas, oligoelementos.

Alimentos ricos en triptófano, (un aminoácido esencial  que estimula la producción de serotonina, la hormona del bienestar). Para favorecer el metabolismo del triptófano   se requieren niveles adecuados de vitamina B6 y de magnesio.

El azafrán  también aumenta la serotonina, que produce: bienestar y felicidad y aumenta el estímulo sexual, por eso, a la serotonina se la denomina “la hormona del placer y del buen humor”.

El Ginseng actúa sobre el cerebro y las glándulas suprarrenales para que dejen de producir las hormonas del estrés.

·        Eliminación de bebidas excitantes (café, cola, alcohol )

·        Eliminación de edulcorantes artificiales como  aspartamo que estimula el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

B) Ejercicios de relajación

C) Cambiar el estilo de vida, trabajo, vivienda etc.

D)  Ejercicio Físico 

TRATAMIENTO MÉDICO

 Disponemos de diversos tratamientos médicos para corregir el estrés y la obesidad:

 Betabloqueantes: evitan que la adrenalina se una a sus receptores en el corazón y vasos sanguíneos

Ansiolíticos.

Tratamientos específicos para tratar la obesidad producida por estrés

* el cortisol es importante medirlo en orina