HIDRATACIÓN FISIOLÓGICA DE LA PIEL

Uno de los factores que contribuyen, de forma muy importante, a resaltar la belleza de las personas es mantener una piel bien hidratada, no solo de la cara sino también del cuerpo.
En la consulta de Medicina Estética de la Dra. Carmen Traseira en Córdoba nos gusta informar y aconsejar a nuestros pacientes sobre el estado de hidratación de su piel.
Cuando hablamos de hidratación cutánea nos referimos a la cantidad de agua presente en la piel. La capa cornea, (capa más externa de la piel) debe contener entre un 10 y un 15% de agua.

Contribuyen de manera natural a mantener un estado óptimo de hidratación cutánea: la capa hidrolipidica, la epidermis y la dermis.
A) LA CAPA HIDROLIPIDICA
Es una película situada en la superficie de la piel en contacto directo con el exterior. Constituye la primera barrera defensiva contra las agresiones externas al limitar el desarrollo de las bacterias, gracias a su acidez, y mantiene el grado de hidratación cutánea idóneo, otorgando a la piel su aspecto suave y delicado.
Está compuesta por una fase acuosa y una lipídica.
Fase acuosa
Consta de:
1) El Factor humectante natural (FHN).
El FHN es el resultado de la degradación de la filagrina en elementos de gran poder higroscópico que atraen moléculas de agua. La flagrina, una proteína que se encuentra en el interior de los corneocitos (células que constituyen la capa más externa de la epidermis) y se sintetiza durante el proceso de cornificación de los queratinocitos (células de las capas más profundas de la epidermis) en elementos de gran poder osmótico que atraen moléculas de agua.
• Se trata de un complejo constituido principalmente por aminoácidos y sus derivados. Uno de sus metabolitos más importantes es el ácido pirrolidín carboxílico (PCA), poderoso humectante que regula la cantidad y biodisponibilidad del agua intraepidérmica, así como la pérdida de agua transepidérmica (TWL).El ácido urocánico que absorbe los rayos ultravioletas. En su composición se encuentran también sales inorgánicas, azúcares, citratos, ácido láctico, urea, glicerina , ácido hialurónico.
• Estos compuestos absorben el agua atmosférica siendo muy efectivos como humectantes. Este efecto humectante es el que permite que las capas más externas de la capa córnea se mantengan hidratadas a pesar de la sequedad ambiental.
2)Agua
El agua que llega al estrato córneo de la piel procedente de las capas más profundas del organismo, es lo que se llama agua transepidérmica .Las glándulas sudoríparas liberan sudor a la superficie de la piel. Sin los factores naturales de hidratación, esta agua se evaporaría rápidamente y la piel estaría seca y agrietada.
Fase lipídica
Compuesta por los lípidos que aportan:
1) las glándulas sebáceas.
2) los existentes entre los cornercitos (células de la epidermis).
Estos lípidos ejercen un efecto barrera impidiendo el paso al exterior de moléculas de agua y un efecto antibacteriano y fungicida.

B)EPIDERMIS
La epidermis mantiene su grosor al
renovar constantemente el estrato córneo que es su barrera protectora. En la epidermis hay, entre sus células, unas sustancias de naturaleza grasa, las ceramidas y ácidos grasos libres, como el linoleico y colesterol, dispuestos en forma de bicapa lipídica que permite el paso selectivo de sustancias a través de la piel.
C)DERMIS
En la sustancia amorfa fundamental de la matriz extracelular de la dermis (sustancia en la que están inmersas las células) se encuentran los glucosaminoglicanos. Los Glucosaminoglicanos son estructuras compuestas por una molécula de ácido hialurónico unido a proteoglicanos. El ácido hialurónico posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso y facilita el transporte de nutrientes e iones.
La importancia de saber la composición de la capa hidrolipídica radica en que cuando nuestra piel esté deshidratada debemos aplicarnos cremas formuladas con estos compuestos para restablecer la hidratación. Actualmente se sabe que la deficiencia de filagrina es uno d e los causantes de la dermatitis atópica.
Como vemos, la piel está provista de idóneos mecanismos para mantener su función barrera intacta, pero la edad y las agresiones externas pueden dañarla, por eso es necesario saber que el cuidado de nuestra piel debe realizarse antes de que notemos algún síntoma de deshidratación; así evitaremos la formación de arrugas, manchas y enfermedades de la piel. Conviene utilizar cremas humectante que actúan evitando la evaporación del agua que contiene nuestro film hidrolipídico y cremas hidratantes, si necesitamos aportar hidratación.No hay que usar productos agresivos para limpiar la piel porque pueden dañarla.
En la consulta de Medicina Estética de la Dra. Carmen Traseira utilizamos, para medir la hidratación cutánea, un aparato que se basa en el método capacitivo, homologado en todo el mundo, denominado corneómetro. Los corneómetros son aparatos que determinan la capacitancia de la piel. La capacitancia es la propiedad que tienen los cuerpos para mantener la carga eléctrica. La capacitancia de la piel es mayor cuanto más hidratada se encuentra ésta.
Se aplica una sonda en distintas partes de la zona a medir (ejemplo cara), la pantalla y los diodos nos muestra el valor de medición y su interpretación.
Después de valorar estos datos disponemos de numerosos medios para prevenir y restaurar la hidratación de la piel.