MESOTERAPIA: HISTORIA Y FUNDAMENTO

Algunos pacientes acuden a la consulta de Medicina Estética de la Dra. Traseira pidiéndome que les apliquemos mesoterapia para tratar las arrugas o para la alopecia etc.,y erróneamente piensan que mesoterapia es el nombre del producto que se le aplica, por eso, creo conveniente dar a conocer la historia y los fundamentos de la mesoterapia.
Lo primero es presentarla ¿qué es la mesoterapia?.
La Mesoterapia es una técnica que consiste en la aplicación de múltiples microinyecciones en la piel con el fin de introducir por vía intradérmica microdosis de medicamentos escogidos en función de su acción farmacodinámica. A esta técnica se la denominó mesoterapia porque la piel, lugar donde se inyectan los medicamentos, proviene de la hoja mesodérmica del embrión.
Inventada por el médico francés Michel Pistor en 1953, por el que le nombraron Caballero de la Legión de Honor francesa que, tras un hallazgo casual, empezó a tratar, de forma intuitiva, localmente, diversas patologías, entre otras las dermatológicas, con notable éxito.
En 1964, fundó la Sociedad francesa de Mesoterapia.
La Dra. López Barri contactó con el Dr.Pistor en 1970 y fundó la Sociedad Española de Mesoterapia y en 1990 se fundó la sociedad andaluza de mesoterapia siendo el presidente el Dr. Serres y la Dra. Traseira vicepresidenta.
En 1973 se funda la sociedad francesa de medicina estética y se empieza a utilizar la mesoterapia, de forma exitosa, para el tratamiento de la celulitis.
Según Pistor, la mesoterapia es una concepción terapéutica que pretende llevar el tratamiento al lugar donde esta la patología.
La mesoterapia se basa en el principio hipocrático de la medicina «primun non nocere»; utiliza medicamentos inyectables de la farmacopea tradicional.
Las bases teóricas que explican la práctica de la mesoterapia se refieren a:
1) La estimulación de la piel:
▪ El efecto físico puro de la punción con la aguja, la «piqûre», que dicen los franceses.
▪ El efecto fisicoquímico de la composición de los medicamentos aplicados.
2) La farmacodinámica propia de cada molécula que compone la mezcla de fármacos.
No todos los fármacos se pueden utilizar en mesoterapia, por ejemplo los fármacos oleosos.
Lo ideal es inyectar con una aguja que tenga de longitud 4mm. que permita que se inyecte en la dermis (aguja de Lebel).
La aplicación de los medicamentos se puede realizar manualmente o utilizando inyectores electrónicos que permiten la introducción de la aguja de manera similar al método manual.
El instrumento rey de la mesoterapia es el conjunto mano-jeringa aguja(A: Dalloz_Bourguignon), que constituye un gesto seguro, preciso y eficaz.
La concepción primera de la mesoterapia era la utilización de una sola aguja pero, para cuando se necesitaba cubrir un espacio grande, se empezaron a utilizar multiinyectores con diversas agujas.
El Dr.Pistor nos enseñó tres formas de aplicación:
1)Haciendo una presión ultrarrápida con el pulgar sobre el pistón de la jeringa, con el fin de inyectar unas microgotas del producto.
2) Haciendo una presión más lenta sobre la jeringa durante 2 o 3 segundos.
3) En «nappagge» que son ráfagas hechas con la mano, teniendo una presión constante sobre el pistón de la jeringa, permitiendo depositar gotas rápida y sucesivamente.
La profundidad de las inyecciones en mesoterapia depende del ángulo de penetración de la aguja.


Epidermis
Si la aguja se introduce tangencialmente a la piel, con el bisel hacia arriba, al despegarse la piel se forma una pápula.
Intradérmicas superficiales
Se introduce el medicamento a menos de 3mm de profundidad.
Intradérmicas profundas más de 3 y menos de 4mm.
Las inyecciones intradérmicas tienen una reabsorción más lenta que cuando se inyecta subcutáneo o intramuscular.
La aplicación de la mesoterapia se hará en las zonas cutáneas correspondientes a la patología subyacente y a veces en los metámeros raquídeos relaciondos.
La frecuencia de las intervenciones depende de si la patología es aguda o crónica. Una máxima de esta técnica es «poco, pocas veces y en el lugar adecuado».
La mesoterapia tiene múltiples indicaciones, sobre todo es muy efectiva tratando el dolor, utilizándose para tratar múltiples patologías: neurálgicas articulares, vasculares, infecciosas, espasmódicas, inmunológicas, oculares, gingivales, dermatológicas, medicina deportiva y en medicina estética.
En España se ha hecho muy popular la mesoterapia precisamente por el uso de esta técnica para tratar exitosamente el rejuvenecimiento facial y corporal, la alopecia, la celulitis etc.
Es importante utilizar los fármacos más adecuados para cada caso y situación, pero no menos importante es dominar la técnica. El Dr Pistor en su libro «Mésothérapie pratique», remedando a Corneille dijo: «la manera de dar es mejor que lo que se da«.