Tratamiento de celulitis en Córdoba

Seguramente es una de las pesadillas recurrentes en la mayoría de las mujeres. Acabar con la celulitis de forma permanente es uno de los deseos más comunes entre la población femenina española. En TV se anuncian muchos tratamientos falsos que prometen la erradicación de la celulitis en 15 días con diferentes cremas, pero la verdad es que la celulitis es un problema, esencialmente femenino, que necesita ser tratado desde sus inicios de una forma multidisciplinar y efectiva como nosotros hacemos con los tratamientos de celulitis en Córdoba.

Gracias a nuestra experiencia, conocimiento y desarrollo de nuevas técnicas podemos afirmar que tenemos soluciones para mejorar la celulitis. Prueba de ello son los centenares de mujeres que han pasado por la consulta de la doctora carmen Traseira con el objetivo de realizarse un tratamiento de celulitis en Córdoba.

Pero, ¿Qué es la celulitis? En primer lugar hay que explicar que el nombre de celulitis es incorrecto pero como ha alcanzado tanta popularidad seguimos utilizándolo. Realmente se puede definir como una paniculopatia ( trastorno del panículo o tejido adiposo localizado debajo de la piel) edematosa fibroesclerotica, es decir, un trastorno del tejido adiposo debido a problemas de la microcirculación y del tejido conjuntivo que reacciona produciendo fibrosis.

Al comienzo de esta patología se producen pequeños depósitos de grasa en el tejido celular subcutáneo que se ven rodeados de fibrillas de tejido conjuntivo formando micronódulos, y posteriormente se produce un apelotonamiento de estos llegando a formarse macronódulos visibles; es lo que vulgarmente denominamos” piel de naranja”.

Esta situación no solo es importante para la mujer que lo padece desde el punto de vista estético, sino que también produce pesadez de piernas, telangiectasias y dolor cuando tocamos los nódulos.

¿Cuál es la causa de este antiestético problema? Existe un innegable factor genético asociado a la celulitis, aunque es cierto que el desarrollo de esta patología dependerá del cuidado que tenga la mujer para prevenirla. El papel de los estrógenos es fundamental en el desarrollo y empeoramiento de la celulitis, porque estos actúan sobre la microcirculacion y los adipocitos del tejido subcutáneo. Además, la celulitis empeora con la menarquia, embarazo y menopausia.

Otros factores como la alimentación, el sedentarismo el tabaco el alcohol y el estrés son coadyuvantes del empeoramiento de la celulitis. El proceso de formación de la celulitis es lento pero continúo de forma que pueden darse varias situaciones:

  • Modificación paulatina de los adipocitos.
  • Comprensión de los vasos sanguíneos y linfáticos.
  • Disminución del drenaje linfático
  • Formación de redes de fibras que forman micromódulos y nódulos de adipocitos

Entre los diversos tratamientos de celulitis en córdoba que desarrollamos en Carmen Traseira destacan los siguientes:

  • Mesoterapia. Consiste en la aplicación de medicamentos activadores del drenaje linfático y otros que facilitan  la disolución de la grasa.
  • Terapia subdérmica
  • Terapia vibracional galileo. Se caracteriza porque  favorece la circulación.
  • Liposescultura.
  • Radiofrecuencia Accent. Es una de las mejores opciones de cuantas existen para terminar definitivamente con la celulitis.
  • Cavitación ultrasónica de baja intensidad, con nuestro especial aparato, que además de disolver los adipocitos produce la rotura de las fibras que forman los nódulos por medio de una acción mecánica.
  • Láser lipólisis. Cuando hay excesiva retracción de las fibras que llegan a producir oquedades más o menos grandes se rompen las fibras usando cánulas especiales, además de utilizar el láser lipólisis.

No debemos olvidar la importancia que tiene la práctica regular de actividad física que solucionamos con nuestro aparato de electroestimulacion Miha Bodytec. Tan solo necesitarás 20 minutos a la semana para lucir una magnífica silueta.

Si quieres terminar con este problema acude a Carmen Traseira, expertos en tratamiento de celulitis en Córdoba. ¡Te esperamos!